Hipnosis clínica

/Hipnosis clínica
Hipnosis clínica 2017-02-08T15:44:42+00:00

¿Qué es la hipnosis clínica?

La hipnosis clínica es una técnica muy utilizada hoy en día en el campo de la salud y cada vez más utilizada como herramienta de ayuda muy útil para incrementar la potencia y eficacia de los tratamientos psicológicos, además puede hacer que las terapias se acorten en el tiempo, haciendo que a la larga sean menos costosas.

Durante el proceso hipnótico se suele comenzar con un método de inducción que incluye sugestiones de calma, serenidad y relajación así como pensamientos e imágenes agradables, que producen sensación de bienestar. Cuando la persona está bajo hipnosis, su estado de receptividad es muy adecuado para que el terapeuta trabaje mejor, creándose un entorno ideal para la aplicación de la terapia.

Hay personas que responden mejor que otras a las sugestiones hipnóticas, pero esto se debe en la mayoría de los casos a los miedos y a las falsas ideas que la gente tiene de la hipnosis lo cual impide que logren experimentarla adecuadamente.

En general las personas que recurren a hipnosis sobre todo en las primeras sesiones esperan tener una experiencia basada en lo que ven en la televisión o en los medios de comunicación como dormirse, perder la consciencia, quedar a merced del terapeuta, perder el control y la voluntad sobre si mismo o que con una sola sesión como si de algo mágico se tratase todos sus males desaparezcan, y nada más lejos de la realidad, la hipnosis no es “una especie de sueño”, la persona no se duerme, al menos ese no es el objetivo, precisamente debe estar en estado consciente para poder escuchar las instrucciones que el terapeuta le va dando.

En ocasiones ha ocurrido que algún paciente al finalizar su primera sesión de hipnosis, tiene dudas de haber sido hipnotizado, como si esperase algo mucho más espectacular y esto es producto de toda la información errónea sobre la hipnosis que han ido acumulando a través de la imagen que se da de ella en películas o programas de televisión.

A continuación vamos a aclarar algunos puntos sobre la hipnosis, a modo de que la gente que lo lea pueda salir de dudas con un poco de información:

  • La hipnosis clínica no es espectáculo.
  • La hipnosis es un estado voluntario y confortable, con diferentes grados de profundidad, en el que se mantiene una concentración especial.
  • La hipnosis no deja a la persona sumida en un trance perpetuo por no poder salir del estado hipnótico, es cierto que hay personas a las que les cueste un poco más salir de ese estado pero lo mismo les puede ocurrir cuando realizan otras técnicas como relajación profunda, visualización o concentración.
  • La hipnosis no anula el control ni la voluntad sobre uno mismo, por lo tanto la persona no queda en manos del hipnotizador como si fuese un autómata a sus órdenes, además la persona puede interferir con las sugestiones que no le agraden controlando la situación hipnótica en todo momento.
  • Bajo estado hipnótico nunca haríamos algo que no haríamos fuera de el, y nunca haríamos algo que no desearíamos hacer.
  • La hipnosis como otras formas de utilizar la sugestión acelera el tratamiento, disminuyendo de algún modo el esfuerzo subjetivo de la persona, pero no lo elimina, el paciente debe implicarse igualmente en el tratamiento para que este de los resultados esperados.

Los tratamientos con hipnosis combinada con psicoterapia son más cortos en su duración y pueden resultar más eficaces en la mayoría de los trastornos psicológicos.

La hipnosis como apoyo a los tratamientos

  • Aumenta la eficacia del tratamiento.
  • Aumenta la motivación del paciente para llevar a cabo las tareas terapéuticas.
  • Fomenta el autocontrol.
  • Potencia y utiliza los recursos internos naturales restableciendo el equilibrio emocional.
  • Logra de una forma más eficaz la resolución de los conflictos psíquicos.

Señalar que, para tratar cualquier trastorno de tipo psicológico a través de hipnosis es aconsejable acudir a un profesional cualificado que posea la formación adecuada para tratar ese mismo trastorno sin utilizar hipnosis, de ese modo sabrá cómo evaluar y aplicar la terapia o técnica adecuada en cada caso.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies